Markdown Cheat Sheet

Headlines
# Headline 1
## Headline 2
### Headline 3

Styling
*italic*
**bold**
~~strike through~~

Links
http://url.com
[link text](http://www.url.com)

Quotes
> Quote text
***Johnny Author***

Images
![image alt text](image url)
***Image caption, description***

Horizontal rule
---

Inline Code
`var name = "John Doe";`

Code block with syntax highlighting
``` codelanguage
function foo() {
  return bar;
}
```

Bulleted list
- item 1
- item 2
- item 3

Numbered list
1. item 1
2. item 2
3. item 3

Consejos para conseguir más alumnos para tu jardín

Consejos para conseguir más alumnos para tu jardín

Hay diferentes razones por las que nos gustaría aumentar la matrícula de nuestro jardín o kínder. Por ejemplo, al abrir nuestro kínder y estar en crecimiento vamos a querer sumar alumnos. Ya sea que nos estemos expandiendo por la apertura de una nueva sede, por una ampliación edilicia o quizás nos estemos recuperando tras un mal año.

Cualquiera sea la razón, a continuación te contamos diferentes ideas para que te sea más fácil aumentar la cantidad de familias interesadas y alumnos inscriptos.

Objetivos

El primer paso es entender a dónde queremos llegar y para esto tenemos que tener en claro en dónde estamos. Lo que debemos determinar es en cuántos alumnos queremos aumentar nuestra matrícula. ¿Cómo hacemos esto? Te dejamos tres preguntas para ayudarte a encontrar ese número:

  • ¿Para cuántos alumnos tenemos capacidad?
  • ¿Cuántos alumnos tenemos hoy en el jardín?
  • ¿Sobre esta capacidad ¿Qué porcentaje queremos ocupar?

Respondiendo a estas preguntas vamos a poder calcular el número de alumnos en que queremos que nuestra matrícula crezca. Por ejemplo:

  • Tenemos capacidad para 100 alumnos.
  • Hoy tenemos 50 inscriptos
  • Queremos tener un 80% de la matrícula completa

En este caso, vamos a necesitar sumar 30 alumnos. Si quisiéramos tener el 100% de la matrícula completa, vamos a necesitar sumar 50.

Alt Text

¿Cómo llego a mi objetivo?

Una vez que tenemos en claro cuál es el número de alumnos en que queremos ampliar nuestra matrícula, el próximo paso es pensar cómo vamos a alcanzar ese objetivo.
Si por ejemplo, para nuestro kínder quisiéramos conseguir 30 alumnos, tenemos que buscar la forma de que más familias nos conozcan. Vamos llamar a estas formas de darnos a conocer como canales.
Hay diferentes canales por los cuales las familias pueden conocer nuestra propuesta, vamos a explorarlos y definir cuáles a usar y cuáles no.

¿Cómo te encuentran las familias?

Un excelente ejercicio es preguntarle a todas las familias nuevas que se encuentren averiguando por el jardín, cómo se enteraron del mismo. De esta manera vamos a conocer qué canales están funcionando actualmente y esto nos va a permitir potenciarlos. Seguramente, también haya otros canales que no están siendo utilizados y podremos empezar a explotarlos.

Algunos ejemplos de formas en las que las familias pueden conocer nuestro jardín son:
* Publicidad Tradicional
* Boca en boca
* Revistas zonales
* Programas de radio zonales
* Folletos
* Convenios con otras instituciones

Te proponemos que le preguntes a todos los que hagan consultas al jardín cómo los conocieron y hagas un listado de los canales que están funcionando actualmente.
¿Agregarías alguno a la lista? ¿Hay alguno que no estés utilizando?

Canales Tradicionales: Boca en Boca

Si la forma principal en la que las nuevas familias conocen el jardín es el boca en boca es una excelente señal. Esto quiere decir que las actuales familias están conformes con la educación de sus hijos y nos están recomendando. Pero si es el único canal de consulta, también quiere decir que nos estamos perdiendo de que nos conozcan muchas familias por otros canales.

En caso de que el boca en boca no esté funcionando para tu jardín, lo primero que hay que conocer es el grado de satisfacción de los actuales clientes. Si ellos están satisfechos con el jardín, pero aún así no lo están recomendado podemos realizar diferentes acciones para fomentar el boca en boca. Por ejemplo, podemos realizar eventos que fomenten el desarrollo de la comunidad del jardín o podemos realizar promociones comerciales para quienes refieran a sus conocidos.

Otros canales tradicionales pueden ser las revistas o periódicos barriales, así como los programas de radios locales, los folletos repartidos en los centros comerciales cercanos, etc. No vamos a explayarnos en estos medios de comunicación porque actualmente no son los más efectivos. Si bien nos pueden servir para dar a conocer nuestro jardín, a continuación te contamos algunos canals cuyo costo-beneficio es más efectivo.

Canales Digitales

El punto de partida para que las familias te conozcan a través de canales digitales es un Sitio Web. ¿Tu jardín, guardería o kínder no tiene uno? En este artículo te contamos 3 razones por las cuáles tu jardín debería tener un sitio web y también te compartimos una guía simple sobre cómo armarlo.

Si tu escuela ya cuenta con una página moderna e informativa para las familias que busquen tu jardín, seguramente ya te encuentres recibiendo consultas por este canal. Si no es así, ¡es hora de actualizarla! Algo muy útil es entender que el sitio web no es solo una vidriera en la cual poner información estática. El sitio web debe estar orientado para que las nuevas familias realicen una acción. Algunas acciones posibles son:

Dejar sus datos de contacto
Coordinar una reunión
Descargarse información
Realizar una preinscripción

Por esta razón, es importante que el sitio guíe a las nuevas familias hacia la acción que queremos que realicen. Así que a la hora de actualizar o pensar tu sitio web, tené en cuenta qué acción esperas de las familias.

El segundo canal digital por el cual las familias pueden encontrarnos y realizarnos consultas de manera muy fácil son las redes sociales. Facebook, Instagram y Twitter generan opiniones contradictorias. Algunos las ven como un canal de comunicación muy interesante y otros las ven como una amenaza a la privacidad de los alumnos. ¡Por suerte escribimos un artículo explicando cómo utilizar las redes sociales en tu jardín o colegio!

Alt Text

Las redes sociales nos permiten generar y compartir contenido de manera gratuita. Pero también, nos permiten realizar publicidad a muy bajo costo. Esta publicidad en pocas palabras nos permite promocionar el contenido que vamos generando y ponerlo delante de un público que nosotros elegimos y segmentamos como queremos.

Por último, un canal menos conocido pero interesante para explorar son los portales de noticias locales. Estos permiten hacer publicidad a precios muy accesibles y su público está muy segmentado geográficamente. De esta manera podés llegar a personas que viven cerca del jardín a un bajo costo.

Consejo 1: No se pueden utilizar todos los canales de manera efectiva en todo
momento. Por eso te proponemos que este mes elijas uno, lo explores y 
lo entiendas. Luego elijas otro y así sucesivamente. ¿Con cuál vas a empezar?
¡Tené en cuenta que los resultados no son mágicos y  pueden llevar tiempo!

Consejo 2: Algo para tener muy presente es cuánto invertimos en determinado 
canal y qué resultados nos genera. Por ejemplo, si invertimos $1.000 y
nos genera 10 consultas, cada una de esas consultas nos cuesta $100.
Esto te va a permitir comparar los distintos canales y entender 
cuál es el más eficiente para tu jardín.

Tip: Te dejamos un excel para que puedas calcular el costo de cada
conversión. 

Ver Calculadora

Alt Text

Mensaje

Una vez que hayamos definido los canales a utilizar, debemos pasar a pensar en el mensaje a comunicar. Para esto tenemos que tener en claro a quién va dirigido nuestro mensaje, cuál es la propuesta de valor para nuestro público, qué está comunicando la competencia y cómo nos diferenciamos.

Competencia

Hay un número limitado de alumnos que pueden llegar a concurrir a nuestro jardín. Ese número se definirá por:

  • Población cercana al jardín
  • Edad posible de los alumnos
  • Cantidad de jardines en el área

Es decir que si tenemos nuestro jardín en una zona donde hay 100 niños entre 1 y 5 años, y somos el único jardín que existe en esa zona, esos 100 niños no tendrán otro remedio que asistir a nuestra institución. En este caso las familias competirán entre sí por un lugar en el jardín. Pero una situación muy diferente será si en la misma zona hay 100 jardines. En este caso serán los jardines quienes deberán competir por la atención de las familias.

Alt Text

Seguramente la realidad no sea ni un extremo ni el otro, pero el ejemplo sirve para ilustrar que hay un número limitado de alumnos que serán disputados por los jardines existentes en un área.

Reconocer esto nos permitirá:

  • Realizar un listado de competidores
  • Entender cuál es la propuesta de valor de cada competidor
  • Mejorar nuestra propuesta de valor para diferenciarnos
Tarea: Te proponemos investigar cuántos jardines hay alrededor de tu jardín. 
Esto es muy útil para pensar qué formas tienen las familias de encontrar 
a los jardines y puede dispararte ideas de cómo hacer que encuentren 
el tuyo.

El listado puede contener:
- Nombre del Jardín
- Dirección
- Cantidad de alumnos
- Cuota Promedio
- Propuesta de Valor
- Diferencial

Esto nos va a permitir entender un poco cómo funciona nuestro mercado y también vamos a ponernos en los zapatos de un familiar que esté buscando información sobre jardines de la zona.

Diferenciación

A partir del listado anterior vamos a poder entender cuál es la propuesta de nuestros competidores y esto nos va a ayudar a entender en qué nos diferenciamos. También, nos puede pasar que encontremos que nuestra propuesta es muy similar a la de los demás, presentando una gran oportunidad para elaborar una diferenciación.

Podemos pensar en dos estrategias para profundizar nuestra diferenciación:

La primera es encontrar las características que hacen única a nuestra propuesta y profundizarlas. En nuestro mensaje podemos hacer énfasis sobre estas características.
La segunda, es pensar en las necesidades y problemas de nuestro público que no estén satisfechas y profundizar sobre ellas.

¿A quién va dirigido nuestro mensaje?

Definir quién será el público de nuestros mensajes y canales es un juego entre variables duras y blandas. Podemos empezar definiendo:

  • Edad
  • Sexo
  • Lugar de residencia
  • Lugar de trabajo
  • Profesión
  • Nivel Socioeconómico
  • Intereses

Esto nos va a acercar a una primera impresión de las familias de los alumnos a los que queremos dar a conocer nuestro jardín o kínder. Pero todavía nos falta profundizar y entender un poco más sobre ellos. Para esto un buen ejercicio es entrevistarlos e ir dilucidando cómo es un día en su vida:

Tarea: Al entrevistarte con familias pregúntales sobre su día a día 
para entender cuáles son las necesidades particulares de tu comunidad.

- ¿Cómo son los horarios de trabajo?
- ¿Quién cuida a los chicos cuando los familiares no están?
- ¿Cómo se dividen las tareas del hogar?
- ¿Los chicos hacen actividades fuera del jardín?
- ¿Cuánto tiempo pasan con los alumnos?

Una vez que tengamos definidas las variables duras y blandas vamos a poder utilizarlas para mejorar nuestra diferenciación y generar mensajes más interesantes para nuestros destinatarios.

Conclusión

En resumen, si sigues los consejos que te proponemos en este artículo vas a conseguir mejores resultados a la hora de aumentar la matrícula de tu jardín o kínder. No son una fórmula mágica, ni el trabajo termina con estos tips, pero si son un excelente punto de partida!


¿Qué quieren las familias millenials cuando buscan un jardín?

El jardín referente en innovación en Tucumán

Patitos implementó la plataforma digital para poder transparentar su comunicación entre la institución y su comunidad, además le da un servicio agregado a las familias.

 

¿Te interesa saber más?

Recibe estrategias escolares semanalmente.