Markdown Cheat Sheet

Headlines
# Headline 1
## Headline 2
### Headline 3

Styling
*italic*
**bold**
~~strike through~~

Links
http://url.com
[link text](http://www.url.com)

Quotes
> Quote text
***Johnny Author***

Images
![image alt text](image url)
***Image caption, description***

Horizontal rule
---

Inline Code
`var name = "John Doe";`

Code block with syntax highlighting
``` codelanguage
function foo() {
  return bar;
}
```

Bulleted list
- item 1
- item 2
- item 3

Numbered list
1. item 1
2. item 2
3. item 3

Importancia de las mascotas a temprana edad

Importancia de las mascotas a temprana edad

La compañía de una mascota mejora la calidad de vida de todo ser humano. Aumenta la longevidad y facilita la recreación. Además, preserva un buen equilibrio mental y físico, disminuye su estrés, al mismo tiempo que reduce los niveles de depresión.
Sin embargo, al referirnos directamente a los niños, las mascotas juegan un papel muy esencial en sus vidas. Sobre todo porque favorece su desarrollo social, emocional y educativo.
Así que en esta nota hablaremos del por qué es tan relevante la presencia de las mascotas en la vida temprana de los niños.

A qué edad debe introducirse la compañía de una mascota

Según un estudio médico compartido por la revista ‘Pediatrics’, aquellos niños que son criados con la presencia de una mascota desde temprana edad, desarrollan un estado de salud más sano. Y por tanto, son menos propensos a padecer de infecciones comunes.

A lo largo del estudio realizado en Finlandia, se pudo corroborar que la mayoría de los niños que convivían diariamente con una mascota, perros, sobre todo, mantenían un sistema inmune más fortalecido. Pues la suciedad y bacterias que suelen generar las mascotas, fortalece su sistema inmunológico.
Desde allí, se consideró que no hay una edad ‘mínima ni ideal’ para introducir una mascota en la vida de un niño. Pues mientras más temprano se dé, mayores serán los beneficios que podría desencadenar en el desarrollo de los pequeños. Y sobre todo, se estimula la adopción de responsabilidades del cuidado a temprana edad, permitiendo que el niño colabore en las labores del hogar.

Alt Text

¿Por qué es importante promover una relación entre mascota – niño?

Tanto el desarrollo emocional, social, cognitivo y físico de un niño suele ser estimulado al interactuar con una mascota. Y allí, precisamente, radica la importancia de fomentar un vínculo entre los niños y las mascotas, ya que los principales beneficios suelen ir en torno a su desarrollo.
Las mascotas permiten que los niños se expresen adecuadamente, los ayudan a adquirir nuevas habilidades y a potenciar sus capacidades. Además, representan una imagen de ‘amigo’ que promueve en los pequeños la confianza y seguridad en sí mismos.
Para los niños, las mascotas representan un apoyo incondicional que les permite aumentar su estado de ánimo. Además, por la conexión y el apego que suelen desarrollar las mascotas con quien cuida y juega con ellas, también saben mostrar su agradecimiento. Por lo que se vuelven un escudo de protección para los niños, evitando que otras personas pudiesen hacerles daño.
En definitiva, las mascotas propician un óptimo desarrollo en cada aspecto de la vida de los pequeños.

Beneficios de esta relación

En líneas anteriores, comentamos que el vínculo entre niños y mascotas brinda beneficios directos sobre su desarrollo, esencialmente. Sin embargo, a continuación, los describimos puntualmente:

Fomenta un óptimo desarrollo emocional y psicológico

Introducir la presencia de una mascota en la familia estimula los diferentes sentidos en los niños. Sobre todo a nivel emocional y psicológico, pues mejora su estado de ánimo, los sensibiliza en relación a la colaboración a su entorno y desarrolla su empatía. Además, incentiva su autoestima e integración familiar y social.
Y es que convivir con una mascota desde edad temprana, permite al pequeño tomar una mayor confianza y seguridad consigo mismo. Al igual que le ayuda a promover la comunicación no verbal, así como la capacidad de intuición.

Mejora la calidad de vida de niños con autismo y síndrome de asperger

De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Missouri, Estados Unidos, la interacción con mascotas mejora notablemente la calidad de vida de niños con autismo y síndrome de asperger. Les ayuda a desarrollar mejores conductas en su ámbito social, a fortalecer sus emociones y a optimizar su capacidad de comunicación.
En pocas palabras, la presencia de las mascotas en la vida de los niños que padecen trastornos como estos, fomenta una mejor calidad de vida en general. Permitiéndoles a los pequeños, que poco a poco se desenvuelvan y tomen confianza para su desarrollo social, emocional, psicológico y físico.
En este caso, se enfatiza aún más la relevancia de la incorporación temprana de las mascotas en la rutina de los niños. Pues esto permitirá desarrollar sus diferentes habilidades desde pequeños.

Promueve la asignación de responsabilidades

El debido cuidado de una mascota es fundamental para que el desarrollo de los niños se dé de forma óptima. Sin embargo, asignar a los pequeños responsabilidades referentes a las tareas necesarias para su cuidado, permite crear en ellos un nivel de compromiso.
Por eso, es de vital importancia incluir a los pequeños en el cuidado diario de las mascotas. Ya que además de fomentar su compromiso y responsabilidad, les permite comprender que otros también tienen necesidades y como tal, deben ser cubiertas y respetadas oportunamente.

Alt Text

Incentiva un óptimo estado de salud física

Las mascotas llegan a convertirse en un nuevo mejor amigo para los niños, pasan tiempo con ellas, les dedican atención y se diviertan al jugar juntos. Y precisamente por eso, su presencia a temprana edad suele ser tan fundamental, pues mientras más pequeños, mayores serán sus beneficios.
Por ejemplo, en la etapa de bebé, una mascota fomenta su desarrollo psicomotriz. Al jugar, el pequeño se incentiva a gatear, o en el mejor de los casos, le ayuda a dar sus primeros pasos.
Ahora, si se trata de un niño, una mascota le ayuda a dejar de lado el sedentarismo, fomentando la actividad física. Ya que pueden salir a pasear, a jugar a la pelota o simplemente, a correr juntos. Por lo que el pequeño desarrolla una rutina física de intensidad adecuada, y que además, disfruta y realiza de forma voluntaria.

Entre las mascotas y los niños se suele establecer un vínculo especial que trae consigo amplios beneficios para su desarrollo. Permitiéndoles lograr una óptima calidad de vida en sus diferentes ámbitos. Así que permitamos que los pequeños crezcan en compañía de una mascota.


Familias involucradas en la educación de sus hij@s

Historias Comunidad CR - Pre Jardín y Maternal Dulce de Leche

 

¿Te interesa saber más?

Recibe estrategias escolares semanalmente.